ÍNDICE DEL DOCUMENTO

ESTRADIOL EN SUERO

graafDe Graaf en 1672 hizo una descripción magistral del folículo que lleva su nombre, cuya secreción se llamaría siglos mas tarde “foliculina” para referirse al estradiol, el estrógeno predominante en la mujer en su etapa reproductiva

Doisy descubrió también el estradiol y el estriol, y aunque fue un experto en hormonas sexuales habiendo escrito dos autorizados libros sobre el tema, curiosamente se vino a ganar el premio Nóbel de Medicina en 1943 por sus estudios sobre la vitamina K (que encontró en la alfalfa y en el pescado) y por describirlo como un terpeno denominado filoquinona.

En 1935 se aisló el 17- beta estradiol, considerado el estrógeno natural más potente, y esto se logró a partir de 4 toneladas de ovarios porcinos; de esta enorme cantidad de tejido, sólo se sacaron 10 mg de hormona cristalizada por McCorquelades.

 separador ok

Los estrógenos constituyen un grupo de hormonas esteroideas responsables del desarrollo de los órganos sexuales y de las características sexuales secundarias femeninos. Junto con otras hormonas, como la progesterona, regulan el ciclo menstrual e intervienen en el desarrollo de las mamas y del útero, permitiendo que el embarazo avance normalmente.

A pesar de ser las principales hormonas sexuales femeninas, también se encuentran en varones y juegan un papel importante en el metabolismo óseo y el crecimiento en ambos sexos. Las formas más comunes de estrógenos analizadas son estrona (E1), estradiol (E2) y estriol (E3).

Estrona (E1) - deriva directamente de la androstendiona (de la glándula adrenal o suprarrenal) o indirectamente de andrógenos. Puede también ser producida en ovarios y placenta, testículos y tejido adiposo (grasa). Cuando es necesario, la estrona puede convertirse en estradiol y viceversa. La estrona es el principal estrógeno en los varones y en mujeres post-menopáusicas.

Estradiol (E2) - se produce principalmente en los ovarios antes de la menopausia, y en varones en los testículos. En mujeres post-menopáusicas el estradiol procede de la estrona. El estradiol es el estrógeno más potente y el que se encuentra a más alta concentración en mujeres premenopáusicas no embarazadas. Sus niveles varían en función de la edad de la mujer y de su estado reproductivo. El estradiol constituye un buen marcador de la función ovárica.

Estriol (E3) - es un estrógeno que se produce en grandes cantidades por la placenta en desarrollo durante el embarazo. El estriol aumenta en el curso de la gestación, siendo un indicador de la correcta evolución del embarazo y del desarrollo fetal. La medida de estriol está incluida en el cribado del segundo trimestre del embarazo, contribuyendo así a la evaluación del riesgo fetal debido a la existencia de ciertas alteraciones cromosómicas. En mujeres no embarazadas y en varones, los niveles de estriol son muy bajos.

Regulación del eje hipotálamo – hipofisis – gonadal o gonadotropo:

Las neuronas hipotalámicas productoras de GnRH regulan la secreción de las gonadotropinas hipofisarias (LH y FSH). La secreción de esta neurohormona varía con la edad y el sexo.

Una característica fundamental es la pulsatilidad del eje. En la pubertad la GnRH pasa a ser una hormona de secreción pulsátil (una exposición elevada a GnRH, no pulsátil, provocaría el efecto paradójico de desensibilizar los receptores hipofisarios, bloqueando la liberación de LH y FSH), de manera que indica la madurez sexual (los niveles de gonadotropinas son muy bajas en niños y en la pubertad se hacen pulsátiles durante la noche y a continuación durante todo el día). El patrón pulsátil de GnRH es variable y su actividad está sometida a la acción de feedback tanto estimuladora como inhibidora de los glucocorticoides y las hormonas glucoproteicas gonadales. Esta pulsatilidad de GnRH, produce una pulsatilidad secretora de LH y FSH por la hipófisis y finalmente un patrón pulsatil en las gónadas

En el varón en edad fértil se producen picos cada 2 ó 3 horas, mientras que en la mujer se producen en función de la fase del ciclo ovulatorio. Los receptores de la LH y FSH pertenecen a la familia de receptores acoplados a proteína G.

Los pulsos de LH y FSH son de gran importancia en la mujer. Durante la fase folicular, los pulsos de LH se siguen de un pulso de estrógenos, y en las fases media y avanzada lútea, la LH estimula la secreción de progesterona y de estradiol por el folículo. El estradiol, junto con la progesterona ejercen habitualmente una retroalimentación negativa sobre la secreción de LH, en esta fase del ciclo induce una descarga de LH muy elevada, la cual va a provocar la ovulación. En el varón, no hay esta retroalimentación positiva ni tampoco esta gran descarga de LH, el sistema es más simple y sólo presenta retroalimentación negativa. Así, la testosterona y su metabolito activo, dihidrotestosterona, inhiben tanto la liberación de FSH como de LH, a través de acciones directas sobre la adenohipófisis y el hipotálamo.

La retroalimentación negativa de la gónada sobre la FSH, se ejerce a través de la inhibina, una hormona peptídica, que se sintetiza en las células de la capa granulosa ovárica y en las células de Sertoli. Mientras que la producción de activina, otra hormona proteica, estimula la liberación de FSH por la hipófisis.

Los estrógenos son responsables del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios de la mujer. Junto con los gestágenos, controlan todos los procesos importantes de la reproducción femenina.

La secreción de estrógeno durante el ciclo menstrual se efectúa en dos fases.

Fisiología gonadal femenina

El sistema reproductor femenino está regulado por el eje hipotálamo-hipofisiario-gonadal a través de las siguientes hormonas:

Hipotálamo: GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas), decapéptido secretado de forma pulsátil en ciclos de 90 minutos que ejerce su acción en la hipófisis estimulando la síntesis de gonadotropinas (6). Su secreción está regulada negativamente por los esteroides ováricos, sobre todo el estradiol (E2). Se sintetiza como prohormona que durante su procesamiento genera el péptido GAP, que se cree tiene acción estimuladora sobre la producción de FSH e inhibidora de la prolactina.

Adenohipófisis: gonadotropinas, FSH (Hormona foliculoestimulante) y LH (Hormona luteinizante), secretadas por las células gonadotropas hipofisiarias, en respuesta al estímulo del hipotálamo de forma pulsátil y siguiendo un ritmo circadiano. Son hormonas glicoprotéicas, formadas por dímeros α, homólogos para LH, FSH, TSH, HCG y β, que confieren especificidad para cada hormona. Están regulados por esteroides (estrógenos y andrógenos) y péptidos (inhibinas, activinas, folistatinas) gonadales.

Ovario: estrógenos, andrógenos y progesterona, secretadas en respuesta a estímulos de hipófisis.

Estrógenos en mujeres

El tipo y cantidad de estrógenos varían a lo largo de la vida de una mujer; varían en cada ciclo menstrual, durante el embarazo y a lo largo del día.

Nacimiento

Los niveles de estradiol y estrona son altos pero disminuyen al cabo de pocos días. Durante la infancia es cuando se alcanzan las concentraciones más bajas.

Pubertad

Los niveles de estradiol y estrona empiezan a aumentar a medida que se acerca la pubertad. Estos estrógenos son los responsables del desarrollo de los pechos, del útero y, junto con otras hormonas, de la aparición y regulación de la menstruación. Hasta la menopausia es normal que exista cierta cantidad de estrona, cuya concentración puede variar a lo largo del día pero por lo demás se mantiene relativamente estable.

Menstruación

El ciclo menstrual dura unos 28 días y consiste de dos fases, la fase folicular y la fase lútea. Durante la menstruación, las concentraciones de estradiol y de otras muchas hormonas aumentan y disminuyen de manera secuencial específica.

Embarazo

El estriol constituye el principal estrógeno durante el embarazo. Lo produce la placenta de tal manera que su concentración empieza a aumentar durante la octava semana de la gestación y sigue aumentando durante todo el embarazo. Normalmente, unas 4 semanas antes de que la mujer se ponga de parto, los niveles de estriol se incrementan de manera muy marcada. El estriol circulante en la sangre materna se elimina rápidamente de la circulación por lo que cada medida de estriol proporciona una instantánea de lo que está sucediendo a nivel de la placenta y del feto, aunque se observan normalmente ciertas fluctuaciones diarias de su concentración.

Durante el embarazo también aumenta la estrona, aproximadamente más de 10 veces entre las semanas 24 y 41. Después del parto, los niveles de estrona disminuyen y el estriol prácticamente deja de ser detectable en sangre.

Menopausia

La estrona es el principal estrógeno durante la menopausia. Las concentraciones de estradiol disminuyen de manera muy significativa debido a que su producción ovárica mengua, hasta que se estabiliza a unos niveles muy bajos.

Estrógenos en varones

El tipo y cantidad de estrógenos en la sangre de varones también varían con la edad, aunque los niveles son mucho más bajos en comparación a los de las mujeres.

Fuente: Sociedad Española de Bioquímica Clínica (SEQC), American Association for Clinical Chemistry (AACC)
González Á. Principios de bioquímica clínica y patología molecular. Barcelona: Elsevier; 2014.
Álvarez García E, Aniel-Quiroga A, García Lacalle C, Granada Ybern M. L, Hernando de Larramendi C, Jiménez García M. I, Labandeira Martínez A, López Lazareno N et al. Función ovárica y fertilidad. Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular. Barcelona, 2013)

« Prev Next

logotransp
Esta página web nace de la necesidad de desarrollar eficientemente nuestro Sistema General de la Calidad. Por tanto, su contenido queda restringido a nuestro Servicio, habiendo habilitado ciertos apartados para la consulta por nuestras partes interesadas, en cumplimiento de la norma ISO 9001:2015 en relación a establecer los procesos para la comunicación con nuestros clientes.